Pomerania

Los Pomerania son perros pequeños, delicados y adorables de personalidad amigable y, en ocasiones, mandona. Se trata de una raza extremadamente leal, y un gran perro de guarda y vigilancia. Con el adiestramiento adecuado, un Pomerania es un excelente compañero para el hogar, aunque no es un perro apto para todas las personas. Se llevarán muy bien con niños mayores y más tranquilos, aunque menos con los más pequeños, pues pueden ser bruscos. Pero en general, es un perro leal y muy animado.

El Pomerania pertenece al Grupo V – Perros tipo Spitz y Primitivos

 

Características físicas:

 

Características Descripción
Cuerpo Compacto, de espalda corta y de proporciones cuadradas
Cabeza Triangular, de hocico corto y afilado, con orejas pequeñas y erectas
Pelo Pelaje largo y doble en variedad de colores. Los más comunes son el rojizo, el naranja, crema, negro, marrón y azul.
Altura 18 – 30 cm
Peso 1,5 – 3,5 kg
Esperanza de vida 12 – 16 años

Características psíquicas:

 

Características Descripción
Afección Alta (Con una correcta socialización)
Amigabilidad Media (Mejorable con una correcta socialización)
Amigo de los niños Bajo (Mejorable con una correcta socialización)
Amigo de otros animales Bajo (Mejorable con una correcta socialización)
Necesidad de ejercicio Baja
Jovialidad Medio
Nivel de energía Medio
Adiestrabilidad Medio
Inteligencia Alta
Tendencia a ladrar Alta
Pérdida de pelo Alta

Historia del Pomerania

 

El Pomerania es descendiente de los perros de tiro de trineo en Islandia y Laponia: es el más pequeño de los perros de tipo Spitz, entre los que también se encuentran el Alaskan Malamute, el Samoyedo o el Husky.

La raza recibe su nombre de la zona en que fue desarrollada, entre las actuales Alemania y Polonia. Su tamaño original era mucho más grande de lo que lo conocemos hoy. Pero la falta de registros escritos mantiene sus orígenes poco claros y solo pinturas del siglo XVIII muestran ejemplares más grandes que los actuales.

A finales del siglo XIX, la reina Victoria de Inglaterra llevó a sus Pomeranias a muestras caninas, cosa que disparó su popularidad. Se cree que solo entonces se empezó a buscar variedades de tamaño más pequeño.

El primer club de aficionados se constituyó en la Inglaterra de 1891. Su popularidad también llegó rápidamente a Estados Unidos a principios del siglo XX, y el American Kennel Club ya lo había registrado en 1898, y reconocido en 1900. Por su parte, la FCI la incluye como parte del Spitz Alemán, al que solo reconoció en 1957.

 

Pomerania sacando la lengua

 

Cuidado

 

El pelo de los Pomerania tiene un manto doble que requiere un aseo frecuente. El cepillado debe ser al menos un par de veces por semana para eliminar el pelo muerto, deshacer nudos y mantener la casa libre de pelo. Porque es una raza que no pelecha poco. Algunos propietarios prefieren llevarlo a la peluquería canina para reducir el aseo rutinario, aunque no lo elimina del todo.

Por primitiva, es una raza propensa a los problemas dentales, y será muy positivo revisar sus dientes con frecuencia y contar con juguetes que los ayuden a mantener su boca limpia.

No olvides revisar sus uñas, y recortarlas si puedes oírlas cuando camina.
El carácter combativo de los Pomerania hace importante darles un buen adiestramiento y socialización. No te dejes guiar por su tamaño, porque tras su apariencia delicada se oculta un carácter tozudo y hasta un poco mandón – rasgo presente en muchos perros pequeños.

No obstante, los Pomerania son perros muy inteligentes que responden muy bien a un adiestramiento basado en el refuerzo positivo. Con buena educación, son perros felices y muy bien ajustados a su entorno físico y social.

Ejercicio

Su nivel de energía es moderado, por lo que es recomendable darle una buena rutina de ejercicio. Paseos diarios y juego. También disfrutan mucho corriendo libremente, y no necesitan mucho espacio para hacerlo. Tienen mucha resistencia, y pueden caminar tiempo y distancia. Pero antes, es importante entrenarlo con correa para asegurar su obediencia y poder controlarlo en cualquier situación.

Temerarios ante perros grandes

Porque los Pomerania no son muy conscientes de su tamaño y pueden mostrarse temerarios ante perros más grandes. Por lo mismo, pueden sentirse agredidos por niños pequeños que no sepan tratar a animales. Por eso no son el perro ideal para familias con niños muy pequeños.

También pueden ser muy buenos con otras mascotas y convivir tranquila y pacíficamente con gatos. Pero eso también depende de familiarizarlos bien con otros perros, personas y otros animales.

Pelo

Su doble manto hace que toleren bien las temperaturas frías, pero no tanto las cálidas. Y aunque son perros de casa, necesitan salir. Lo mejor es evitar los paseos en los momentos más calurosos, y prever un espacio ventilado y a la sombra para que pueda estar cómodo y tranquilo.

Tamaño

Son una raza perfecta para apartamentos por su tamaño. Pero tienen tendencia a ladrar. Eso puede ser una ventaja en la guarda y la vigilancia, pero puede volverse una molestia si no se trata adecuadamente. La falta de estimulación puede acentuar esto y volverlo un problema de comportamiento.

 

Problemas de salud y enfermedades

 

Luxación patelar: Dislocación de la rótula.

Colapso traqueal: Enfermedad congénita y degenerativa, que afecta principalmente a las razas de perros pequeños. Consiste en un aplanamiento de los anillos de la tráquea que dificulta la respiración y la ingesta de agua o comida, y que se manifiesta con tos, excitación y ansiedad.

Atrofia Retinal Progresiva: Enfermedad que afecta a los ojos de los perros y que puede causar ceguera si no es detectada y tratada a tiempo. Puede aparecer en edades tempranas, por lo que se aconseja realizar exámenes oculares una vez al año, para así retrasar su avance.

Enviar Mensaje
1
Déjame un mensaje en Whatsapp