Sí, los problemas dentales en los perros existen y son muy similares a los nuestros. Si te interesa el tema, aquí tienes dos interesantes artículos sobre la alimentación de los perros y la diabetes en los perros, que te orientarán un poco sobre sus causas y factores de riesgo.

Es sorprendente ver lo poco que se habla de la higiene dental de los perros, cuando incluso se les debería cepillar los dientes de forma regular: a diario. Sí, están los masticables, pero no tienen el alcance que tiene un cepillo con el agarre que te da tu pulgar oponible. Y así se ha normalizado la idea de que los perros tienen mal aliento.

En realidad, el mal aliente procede de la descomposición de los restos de comida. Pero además, cuando el sarro se vuelve placa, favorece la proliferación de las bacterias responsables de las enfermedades periodontales. Bacterias que, además se asocia cada vez más con enfermedades renales y cardíacas.

Señales de problemas dentales en los perros

  • Halitosis (mal aliento)
  • Molestias o llanto al masticar
  • Salivación abundante
  • Encías rojas, hinchadas o sangrantes
  • Presencia de sarro y cálculo
  • Manchas marrones o amarillas

Observa las encías

El color de las encías de tu perro no es el problema, pero es donde lo puedes ver reflejado.
El color normal de las encías de un perro es rosado. Al presionarla con el dedo índice debería volverse blanca, o mucho más clara, y recuperar su color rápidamente.

Azules

Cuando el oxígeno que llega a los tejidos es insuficiente, estos se vuelven morados o azules. Es lo que se llama cianosis, y suele ser síntoma de un problema de tipo circulatorio o respiratorio. Problemas serios por los que deberías acudir de forma urgente al veterinario.

Pálidas o blancas

Si las encías se vuelven pálidas puede deberse a una falta de hemoglobina. Y a menos que haya una hemorragia, es una anemia que requiere atención urgente.

Rojas

Cuando el color rosado natural se acerca demasiado al rojo y brilla mucho suele ser señal de infección o inflamación. Una infección se hacen notar porque son molestas, dolorosas, y huelen mal. Pero los problemas periodontales son comunes en los perros, por cuestiones que van desde su genética hasta su alimentación.

Bultos

Los tumores orales son frecuentes en las encías de los perros. En ocasiones esos bultos son benignos y desaparecen solos, pero otras son contagiosos y, peor aún, potencialmente cancerosos La Papilomatosis es bastante común entre perros jóvenes y se transmite por contacto directo. Y aunque remite rápido si es tratada a tiempo, nunca es buena idea ignorar un problema de salud.

Prevención de los problemas dentales de los perrosProblemas dentales en los perros

La visita regular al veterinario casi siempre permite detectar un problema a tiempo. Pero una buena higiene es lo más importante porque previene una serie de complicaciones muy serias para la salud de tu perro.
Lo ideal es empezar en edades tempranas, para que el cachorro se acostumbre a la sensación. Los perros tienen sus dientes definitivos a los 6 meses, y para entonces ya deberían saber lo que es un cepillado.
Hay cepillos y kits de todos los tipos. Desde los más tradicionales hasta los dedales de silicona. Y también hay juguetes especialmente diseñados para evitar que se acumule comida o placa. Pero eso no quita que debas cepillarle los dientes con frecuencia, o que haya que hacer revisiones con el veterinario. Lo importante es hacerlo con frecuencia.

Resumiendo: todos los caminos llevan al veterinario

La mayoría de los problemas dentales de los perros se deben a una higiene dental insuficiente, y los problemas que se originan en la boca derivan a menudo en enfermedades no dentales. Nunca es tarde para empezar, aunque las enfermedades periodontales no son reversibles.

Si limpias los dientes de tu perro evitarás el mal aliento, y de paso te ahorrarás la necesidad de anestesiarlo cuando necesite una limpieza de boca. La anestesia es común en muchas intervenciones, pero tiene riesgos para la vida de tu perro.

Aunque suene exagerado, desde Adiestrar Perros aconsejamos limpiar los dientes de tu perro a diario y dale también dos o tres masticables a la semana. Y si notas algo extraño en el color de las encías de tu perro, ya sabes a qué puede deberse. Eso sí, acude a tu veterinario de confianza a la mínima sospecha.

 

Enviar Mensaje
1
Déjame un mensaje en Whatsapp