Cada vez hay más perros diabéticos. Afecta a 1 de cada 300 perros.

Como carnívoros oportunistas, los perros pueden digerir los cereales en cantidades moderadas, Y de hecho muchos piensos los incluyen en proporciones variables. Sin embargo, su organismo obtiene la energía de la proteína animal y no de los hidratos de carbono. Puedes leer más sobre la alimentación de los perros aquí.

Conocer la diabetes y comprender su impacto es importante para prevenirla y hacer menos difícil convivir con ella.
Esta semana en Adiestrar Perros hablamos de perros diabéticos.

 

Perros diabéticos

 

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica autoinmune, en la que el páncreas deja de producir insulina, la hormona necesaria para transformar la glucosa en energía.

Se suele asociar la diabetes con el azúcar, aunque eso no es del todo correcto. La clave de la diabetes está en los hidratos de carbono, que el cuerpo asimila como azúcar. Y los azúcares son solo un tipo de hidratos de carbono. Los más concentrados y los de más rápida absorción. Uno de los alimentos más peligrosos para los perros.

Síntomas

  • Hambre insaciable
  • Pérdida de peso.
  • Mucha sed
  • Orina abundante.
  • Cansancio inexplicable.

¿Cómo aparece?

La diabetes suele aparecer en Urgencias y de forma repentina, como consecuencia de un grave fallo metabólico.
Por razones que todavía no están muy claras, el sistema inmunitario ataca a células propias, en este caso, a las encargadas de producir insulina. Cuando el páncreas deja de producirla, el azúcar ( los hidratos de carbono digeridos) se acumula en la sangre, volviéndola más densa y más ácida.
El organismo intenta eliminar el exceso a través de la orina, provocando una rápida deshidratación.
Para adaptarse y sobrevivir a situaciones extremas, los organismos tienen la capacidad de reasignar funciones. En un cuerpo sano, el exceso de hidratos de carbono es convertido en grasa. Con la diabetes, todo eso pasa a ser manual.

Perros diabéticos

Al no obtener energía de los hidratos, esta se extrae de las grasas almacenadas. Es energía más costosa para el organismo, y genera más residuos nocivos en la sangre. La deshidratación y la falta de energía se convierten en una sed y un hambre insaciables que no solo no arreglan el problema, sino que lo empeoran. Rápida pérdida de peso, fatiga, fallos de tipo hepático y renal, y una importante falta de glucosa en músculos y cerebro.

Riesgos y cuidado

La diabetes impide que los niveles de azúcar en sangre dejen de subir. Las inyecciones de insulina sirven para mantenerlos bajo control. Ni tan altos que desencadenen el fallo metabólico, ni tan bajos que provoquen el desmayo.

La diabetes es una ecuación de 3 variables: dieta, ejercicio e insulina. Un cambio en cualquiera de esos tres puntos puede llevar a hiperglucemias e hipoglucemias.

La pauta de insulina que necesita un perro depende de muchos factores. Tamaño, complexión, edad, nivel de actividad física y alimentación, por nombrar algunos.

  • Hiperglucemia. Las causas de una hiperglucemia suelen ser: demasiada comida, poca insulina, o menos actividad física. Muchas hiperglucemias acortarán la vida del perro. Y una hiperglucemia sostenida lleva de vuelta al cuadro del debut.
  • Hipoglucemia. Una hipoglucemia es un nivel muy bajo de azúcar en sangre. Suele deberse a poca comida, demasiada insulina, o más actividad física. Detectarlas a tiempo es vital para evitar desmayos o accidentes más graves. Y solucionarlas

Prevención

Todavía hay mucho misterio en torno a los desencadenantes de la diabetes. Es difícil por tanto hablar de “prevención de la diabetes”, aunque no tanto de cómo reducir la probabilidad de desarrollarla.

Y en realidad todo se reduce a una vida sana: una alimentación adecuada, ejercicio y control veterinario frecuente.

Cuidado

La calidad de vida de los perros diabéticos depende de que te adaptes a una rutina más rígida, en las que la alimentación y el ejercicio deben ser exactamente el mismo cada día. Así las dosis de insulina mantendrán su función sin generar problemas secundarios.

  • Alimentación. La cantidad de comida es una cuestión vital.
  • Ejercicio. Los paseos y el juego deben tener la misma duración e intensidad
  • Insulina. Normalmente se hace dos inyecciones, y deben ser siempre a la misma hora.

Tu veterinario definirá las cantidades, te enseñará familiarizar al perro con las inyecciones y a actuar en diversas diversas.

¿Por qué hay perros diabéticos?

La diabetes es una enfermedad relativamente nueva. Y cada día hay más consenso en señalar los dos mayores cambios en la alimentación del humano como su principal causa.

  • La revolución neolítica. Entre los años 10000 y 5000 AC el humano descubre la agricultura y la ganadería. Es un cambio que se da en distintos momentos y lugares, pero que se extiende en todo el mundo. Con la domesticación de plantas y animales, el humano deja de ser el nómada recolector que era. La producción masiva de cereales permitiría concentrar y alimentar a más personas en las ciudades, y almacenar comida para intercambios comerciales y carestías.
  • La revolución industrial. El siglo XIX traería grandes cambios derivados del comercio internacional y la explotación de las colonias. La producción masiva de harinas y de caña de azúcar iba a permitir alimentar más fácilmente a más personas (la mano de obra), aunque no de la mejor manera.

La aceleración del siglo XX ha hecho de las harinas y los azúcares procesados la base de la alimentación, y el aumento sostenido de la diabetes es una prueba de que los organismos todavía no están adaptados a ello.

La adaptación evolutiva a un nuevo tipo de alimentación tarda unos 10000 años.

La historia evolutiva del humano tiene unos 2,5 millones de años. La de los cánidos, más de 30. Sus caminos se cruzaron hace aproximadamente 12000 años, cuando los perros hacían la caza más fácil y comían las sobras. Compartir nuestra vida con los perros ha hecho que también compartamos enfermedades. Así, el cambio en nuestra alimentación ha cambiado la de los perros.

Comprender la enfermedad te permitirá darle a tu perro las condiciones de vida que necesita y adaptarte a ellas.

¿Tienes un perro diabético? ¡Comparte tu experiencia!

Enviar Mensaje
1
Déjame un mensaje en Whatsapp