En general, la comida que se vende para perros en la mayoría de los supermercados, presenta una gran cantidad de aditivos y procesados que a la larga pueden causar graves problemas en su salud. Esto hace que se deba conseguir una alternativa más saludable, como la comida natural.

Los perros son animales delicados, que la domesticación ha hecho muy dependientes de los humanos. Su inteligencia y amor son factores que hacen que sea la mascota por excelencia para muchos.

Por ello, es muy importante cuidarlos bien, brindándoles comidas naturales, especialmente diseñadas para ellos y que mejor se adapten a su naturaleza, pues el perro es un carnívoro facultativo lo que significa que su dieta debe estar compuesta en su mayoría por carne y por un pequeño porcentaje de verduras y frutas. Ofreciéndoles una alimentación natural, completa y equilibrada nos aseguramos de que nuestros peludos puedan rendir al 100% durante los adiestramientos. 

Tipos de comida natural

Antes de pasar directamente a hablar de los beneficios, es importante que se conozcan los tipos de comida natural que se pueden encontrar en el mercado. De esta manera, se podrá elegir aquella que mejor se adapte a las condiciones de cada momento.

Una de las primeras opciones que se tiene, es la comida natural casera, es decir, que se prepara directamente en casa. El problema con este tipo de alimento, es que, muchas veces, no se tiene tiempo y puede llegar a ser molesto tener que hacerla. Además, si no se tienen conocimientos en nutrición canina, podemos preparar comidas que presenten algún déficit nutricional, lo que a la larga puede generar problemas de salud en nuestro perro.

También se puede utilizar la comida deshidratada, puesto que muchos lugares, actualmente, están vendiendo esta versión de comida natural, aunque suele no ser muy atractiva para los perros.

La tercera opción, y la más interesante, es la comida cocinada. Este tipo de comida se somete a bajas temperaturas, lo que permite eliminar el riesgo bacteriológico y a la vez preservar todos los nutrientes y vitaminas que se encuentran naturalmente en los ingredientes que se usan, dado que son sometidos a procesos de cocción controlados. 

Un ejemplo es la empresa Dogfy Diet, que elabora comida 100% natural para perros a base de ingredientes frescos. 

Su sistema es personalizado, en función de las características de cada perro (edad, peso, nivel de actividad, etc.) calculan la cantidad de comida que debe de comer al día, y en función de esto ajustan también el precio. Te envían la comida cada mes a tu casa, dividida en raciones diarias que contienen la cantidad exacta de comida que tu perro debe comer al día, según sus necesidades nutricionales. 

Además, cuentan con un equipo de expertos nutricionistas, que ofrece seguimiento continuo a tu perro, y con el que puedes resolver todas tus dudas siempre que quieras. 

Beneficios de la comida natural

Mejora la digestión

La comida natural ayuda a los problemas digestivos debido a los altos niveles de agua que contiene. Los piensos son alimentos secos que requieren mucho tiempo para poder completar el proceso de transición alimenticia y ser digeridos, ocasionando la inflamación del estómago.

Sin embargo, la comida natural, al contener niveles adecuados de pH facilita todo el proceso, logrando una digestión exitosa en un máximo de 4 horas, a diferencia del pienso que puede tardar entre 10 y 12 horas en digerirse. 

De esta manera, se pueden prevenir enfermedades gastrointestinales, como diarreas, flatulencias, intolerancias alimentarias, entre otras. Y lo mejor es que fomenta el buen funcionamiento de otros órganos, como el páncreas y el hígado.

Dar comida casera como premio durante los adiestramientos mejora considerablemente la digestión del perro, lo que puede ayudar a que el estómago de la mascota se conserve en niveles bajos y no ocurran alteraciones de ningún tipo.

Alergias e intolerancias alimenticias

Al igual que los humanos, muchos perros pueden presentar alergias e intolerancia a ciertos alimentos. Algunos de estos eventos pueden ser naturales, por lo que no se pueden prevenir ni corregir con el paso del tiempo.

No obstante, el número creciente de casos de perros que han desarrollado estos males con el paso del tiempo, ha creado la alarma, dado que se debe a una alimentación incorrecta.

Una buena forma de probar si la alimentación natural es la más conveniente para el perro, es comenzar dándole pequeños premios con comida natural durante los entrenamientos. Esto ayudará a que el animal se encuentre más motivado y permitirá que el dueño pueda determinar si es la opción más apropiada.

Búsqueda de recompensa

Los perros, durante los entrenamientos, suelen repetir las acciones que desencadenan una recompensa. Si la misma es de buen agrado para el animal, el mismo buscará obtener una nueva recompensa.

La comida natural mantiene los sabores y la textura de los alimentos, por lo que el perro podrá disfrutar de todo eso durante sus premios, y deseará obtener más. Así se sentirá mucho más enfocado y las sesiones de entrenamiento serán notoriamente más satisfactorias.

Además, al no contener aditivos, estos premios podrán ayudar a mejorar considerablemente el estado actual de salud del perro, brindando vitaminas y minerales necesarios para cumplir con su ciclo de vida.

Mayor energía

Dado que la digestión es mucho más sencilla y adecuada, el perro tendrá mucha más energía para poder hacer todos los ejercicios durante los adiestramientos. Esto supone que no se deberá perder la concentración o suspender alguna sesión por cansancio o desgana del animal.

Igualmente, con el cambio de alimentación hacia la comida natural, se notará un cambio total del perro, haciendo que todo el proceso de aprendizaje pueda darse de manera más fluida, reduciendo tiempo y esfuerzo.

No presentan contraindicaciones

En distintas tiendas se pueden conseguir opciones como premios para perros que hagan entrenamiento, como galletas o croquetas especiales. Las mismas pueden llegar a encantar al perro y hacer que el entrenamiento fluya.

A pesar de ello, estas opciones suelen tener limitaciones, ya que no pueden comerse en exceso, debido a que engordan o pueden causar algunos problemas en la salud de nuestros perros.

La comida natural no cuenta con estas restricciones, por lo que el animal podrá recibir sus premios sin ningún tipo de peligro. 

Una alimentación saludable hace que los perros sean más felices y vivan vidas más plenas y saludables. Este es el objetivo de cada persona que adopta un animal, haciendo que la decisión de optar por una alimentación natural, sea muy fácil de tomar.

Enviar Mensaje
1
Déjame un mensaje en Whatsapp