Leonberger

El Leonberger es un perro templado, amigable y colaborador. No en vano su poderío físico ha sido usado como perro de vigilancia, de tiro, y cada vez más, de terapia.

Familiares e intuitivos, los Leonberger son ideales para familias con niños gracias a su paciencia y su espíritu noble y protector. Es un perro tranquilo y muy inteligente, de rápido aprendizaje y que se adapta fácilmente a cualquier entorno sin dar problemas. Sus patas palmeadas lo hacen un gran nadador.

El Leonberger pertenece al Grupo II – Perros tipo Pinscher y Schnauzer – Molosoides – Perros tipo montaña y Boyeros suizos

 

Características físicas:

 

Características Descripción
Cuerpo Grande, fuerte y musculoso.
Cabeza Grande y maciza, de orejas caídas y característica máscara negra
Pelo De doble capa de pelo largo y grueso, resistente al agua, y de color pardo
Altura 70 – 80 cm
Peso 34 – 50 kg
Esperanza de vida 7 – 10 años

Características psíquicas:

 

Características Descripción
Afección Alta (Con una correcta socialización)
Amigabilidad Alta (Con una correcta socialización)
Amigo de los niños Alta (Con una correcta socialización)
Amigo de otros animales Medio (Con una correcta socialización)
Necesidad de ejercicio Alta
Jovialidad Medio
Nivel de energía Alta
Adiestrabilidad Alta
Inteligencia Alta
Tendencia a ladrar Medio
Pérdida de pelo Alta

Historia del Leonberger

 

El Leonberger es un perro originario de Leonberg, Alemania.

A mediados del XIX un caballero llamado Heinrich Essig afirmó haber creado un Terranova de Landseer y un San Bernardo varias veces, y haber cruzado su descendencia con un Perro de montaña de los Pirineos. La intención era crear un perro que se pareciese al león del escudo de Leonberg, y así se popularizaría en las casas francesas, alemanas, italianas y austrohúngaras. Ahora se cree que se cruzó otras razas con los primeros Leonbergers, aunque no hay ningún registro de ello.

Eran conocidos por ser perros granjeros y, sobre todo, de tiro. Y por eso fueron utilizados en las guerras mundiales para tirar de los carros de municiones. De hecho, la raza estuvo a punto de desaparecer en la Primera Guerra Mundial, pero fue rescatada por un grupo de entusiastas.

Los primeros clubes de Leonbergers aparecieron en 1891, y serían rápidamente importados por los gobiernos americano y canadiense como perros de rescate marítimo. Su presencia pasaría bastante desapercibida durante la Gran Depresión, mientras en Europa su población aumentaba notablemente tras las Guerras Mundiales, que a punto estuvieron de extinguirlo. No sería reconocida por la FCI hasta el 2002, y por el American Kennel Club hasta el año 2009.

 

Leonberger en la nieve

 

Cuidado

 

Los Leonberger tienen un grueso pelaje largo y de doble capa que lo protege del agua y el frío. Pelecha moderadamente durante el año, y abundantemente en primavera y otoño. Un par de cepillados semanales ayudan a mantenerla cantidad de pelo bajo control. Por lo mismo, toleran muy bien el frío, aunque en primavera y verano pueden sufrir con el calor si no tienen un espacio fresco y a la sombra.

Un Leonberger adulto necesitará dos horas de ejercicio diario. Pero el gran tamaño de sus huesos puede dañar sus articulaciones si su cuerpo no está totalmente desarrollado. Para ello, se debe limitar cuánto corre y salta en sus primeros dos años de vida, y asegurarse de que no suba escaleras con frecuencia.

Como los San Bernardo, los Terranova u otros perros gigantes, babean, y mucho. Tendrás que prever un trapo, y asumir que, si sacude su cabeza, volará saliva.

Los Leonberger son perros trabajadores, y necesitan sentirse útiles: actividad, ejercicio y mucha estimulación mental. De lo contrario pueden frustrarse y desarrollar comportamientos indeseados.

Su gran tamaño y su fuerza hacen imprescindible un buen adiestramiento. Con un buen entrenamiento y la socialización adecuada son perros muy leales y comprometidos, de gran inteligencia y obediencia, ideales para familias con niños.

 

Problemas de salud y enfermedades

 

Dilatación y vólvulo gástrico (Torsión gástrica). Frecuente sobre todo en perros grandes, se produce cuando una gran ingesta o acumulación de gases en el estómago provoca el giro del intestino y la interrupción del riego sanguíneo. Es mortal si no se trata inmediatamente.

Displasia de cadera. Enfermedad ósea, hereditaria y degenerativa que aparece durante el desarrollo de la pelvis, y que hace que la cabeza del fémur no encaje correctamente en la cadera

Entropion. Enfermedad hereditaria por la que los párpados se doblan hacia el interior

Ectropion. Enfermedad hereditaria por la que los párpados se doblan hacia el exterior.

Polineuropatía Leonberger. Una enfermedad neuromuscular que reduce la capacidad de hacer ejercicio, y que afecta los músculos de las patas traseras.

Enviar Mensaje
1
Déjame un mensaje en Whatsapp