¡Llegó el momento de elegir tu cachorro! Es un momento muy bonito y emocionante, pero si solo te dejas guiar por tus emociones, corres el riesgo de tomar una decisión equivocada.
Para evitar sorpresas, nuestro educador canino nos recomienda tener en cuenta los aspectos siguientes a la hora de elegir un buen cachorro.

 

Utiliza estas técnicas para elegir un buen cachorro:

 

1. El lugar

 

  • Dónde comprar. Para elegir un buen cachorro el mejor sitio es un particular o criadero muy pequeño. El particular y el criadero pequeño tienen muy pocas camadas (2 o 3 camadas al año) y cuentan con suficiente tiempo para ocuparse de los cachorros. También están muy ilusionados por tener los cachorros en casa. En general tienen los cachorros en el comedor o en la cocina. Es un sitio perfecto para que el cachorro empiece a vivir una vida de perro de compañía, y se desarrolle de manera correcta. Finalmente, tu cachorro te saldrá más económico.
  • Dónde no comprar. Las tiendas, los criaderos grandes y las protectoras son los peores sitios para ir a buscar un cachorro. Estos sitos no permiten que el cerebro del cachorro se desarrolle correctamente. Tienen muchas camadas, y el personal no puede dedicar el tiempo necesario a los cachorros. En general, los tienen en un sitio apartado y demasiado tranquilo para que el cachorro se acostumbre a los ruidos y a un entorno cambiante. En las perreras el entorno es muy ruidoso y el personal no tiene tiempo para ocuparse del cachorro en particular.

Si quieres saber más, en este artículo profundizamos en las diferencias entre perreras y protectoras.

2. El criador

 

  • Empleados. Es muy importante que las personas que cuidan a los cachorros sean cariñosas y atentas con ellos.
  • Instalaciones. Deben ser limpias y tener a los cachorros en un sitio limpio. Pide dar una vuelta a las instalaciones para evitar que te escondan zonas que no están bien cuidadas. Lo ideal es que el sitio no sea ni muy ruidoso ni demasiado tranquilo, de manera que el cachorro se acostumbre a los ruidos.

3. Los padres

 

Es esencial ver al menos a uno de los padres de cachorro. Si solo puedes ver a uno, lo ideal sería ver a la madre, ya que es ella la que se ocupa de los cachorros. Los padres tienen que ser sociables con la gente y con los otros perros. Es decir. deberían acercarse y relacionarse con confianza con nosotros. Para comprobarlo, pide que te acerquen a los padres y observa su reacción.

 

4. La camada

 

En la camada debería haber al menos dos cachorros para que el cachorro pueda interactuar con otro individuo además de su madre. Tampoco es bueno que la camada sea demasiado grande, ya que la madre tendrá más dificultad para ocuparse bien de todos. A partir de los 10 cachorros se considera una camada grande, aunque también depende de la experiencia de la madre (si es su primera camada o si ha tenido varias).

 

5. Comportamiento

 

  • Sociabilidad. El cachorro debe ser confiado con la gente y otros animales. Observa la manera en que se relaciona contigo. Debería acercase con confianza, no tener dudas ni irse corriendo. Si puedes, lleva a un perro de tu confianza y observa cómo reacciona.
  • Actividad. Es importante confirmar que sea activo, que esté despierto, y que tenga curiosidad para explorar su entorno e integrarse en los juegos de la camada. Hay que observar al cachorro cuando juega con sus hermanos. No elijas al cachorro que se queda solo en un rincón o al que no se relaciona bien a la hora de jugar con los demás.

 

6. Salud

 

  • Ojos. Algunos cachorros pueden tener problemas de vista o ceguera. Para confirmar que no sea así, la mejor manera es observar al cachorro, verificar que no choque con muebles u objetos en su camino, y mirar si se desplaza en su entorno.
  • Dientes. Todos sus dientes deben haber salido, para que pueda comer pienso y croquetas secas al llevártelo a casa.
  • Pelo. Limpio y con aspecto limpio.
  • Oídos. Hay que verificar que no tenga sordera. Haz ruidos pequeños con tus manos o dedos cerca de sus orejas para asegurarte de que reacciona.
  • Movimientos. Mira su manera de moverse, y asegurarse de que no vaya cojo.
  • Físico. El cachorro debe tener una condición normal. No debe ser demasiado delgado, obeso o tener una barriga demasiado grande.
  • Respiración. Un buen cachorro debe respirar con normalidad, sin dificultad alguna.
  • Higiene. Verifica que tanto el cachorro como sus hermanos tengan buena higiene. No compres el cachorro si observas marcas de excrementos bajo la cola, mocos en las fosas nasales o posibles enfermedades.

 

Conclusión

 

Un perro vive entre 10 y 15 años, así que asegúrate de elegir un buen cachorro. Con estos consejos tendrás la seguridad de llevarte a casa un cachorro equilibrado y con buena salud física para empezar una bonita e interesante relación con tu cachorro. Y si quieres aprender cómo educar a tu cachorro, no te pierdas nuestro artículo al respecto.

Espero haberte aclarado cómo elegir un cachorro. Por ultimo, en Adiestrar Perros Barcelona te recomendamos asegúrate de elegir la raza que más te convenga.

Enviar Mensaje
1
Déjame un mensaje en Whatsapp