Cuando se trata de educar a tu perro, solo imaginas el resultado. Pero el aprendizaje es un proceso lento y gradual: va por pasos. En los últimos años se ha popularizado el clicker para perros, un pequeño aparato que actúa como reforzador condicionado: indica al perro que su conducta es la correcta, y la refuerza al mismo tiempo. Y los hay de varias formas y tamaños.

¿Qué influye en la obediencia canina?

En la obediencia canina intervienen muchos factores, objetivos y subjetivos:

  • el tono
  • el contexto
  • el resultado que se busca
  • la presencia de distracciones
  • que el perro entienda la orden

Y el timing.

El timing es el tiempo que pasa entre que el perro da la respuesta correcta y recibe el refuerzo. Y resulta ser muy importante.

En Adiestrar Perros no somos grandes defensores del clicker para perros, porque se puede lograr los mismos resultados con la voz (y un buen timing). La voz transmite más que un clicker. Incorpora información social y afectiva, y es fundamental para que sean emocionalmente estables.
Un clic repetitivo nunca será lo mismo que un “bien”, ya que la falta de información social y afectiva puede afectarlos y ponerlos nerviosos, afectando a la relación con su propietario.
Mucha gente tiene un buen timing con el clicker, pero no con la voz.

Si quieres transmitirle tranquilidad a tu perro, como en la práctica del “quieto”, puedes usar un bien” tranquilo. O si quieres transmitir más chispa y rapidez, un “bien” más enérgico. Y si tu perro hace algo espectacular, se lo puedes decir con un “bien” muy alegre.

Si todavía lo quieres utilizar, aquí tienes algunas pautas para que no altere emocionalmente a tu perro ni perjudique vuestra relación.

Esto es un clicker para perros

Un clicker para perros.

¿Cómo funcionan?

El clicker para perros es un pequeño aparato muy sencillo y totalmente mecánico. Y su éxito está en la simplicidad y en su bajo coste.

Condicionamiento

Para que el perro asocie el click a un premio, y al comportamiento que estás premiando, su uso va acompañado de golosinas o galletas. Es un condicionamiento clásico. El sonido no es un premio, sino la señal de que viene un premio. Esto te sonará del perro más famoso de Pavlov.

  • Haz sonar el clicker sin que tu perro lo vea, y un par de segundos después, dale la recompensa con la otra mano.
  • Repite la operación unas 10 veces, y descansa un rato.
  • Comprueba que tu perro ha hecho la asociación haciendo sonar el clicker una vez. Si el perro te mira, es porque espera una golosina. ¡Dásela! Significa que el click ya está asociado a la obtención de la comida.

Las precauciones

El clicker para perros no es un mando a distancia, sino un reforzador de conducta. Usarlo con cualquier otro objetivo lo convertirá en un adorno. Lo usan muchos adiestradores de perros y propietarios porque facilitan el timing, pero reemplazan tu comunicación con él. No es un juguete, y es importante que la asociación sonido-aprobación tenga un referente (un comportamiento).

Para que el uso del clicker no dañe vuestra relación, y no altere emocionalmente a tu perro, el secreto es muy sencillo:

  • Reserva el clicker para enseñar algunos trucos a tu perro, pero no lo utilices para el adiestramiento o la educación de tu perro.
  • Siempre que utilices el clicker, acompáñalo de caricias y palabras afectivas para tu perro.

En conclusión

El clicker para perros sirve para enseñar algunos trucos, pero no para el adiestramiento o la educación de un perro. En Adiestrar Perros pensamos que el afecto y el trabajo en equipo son la clave para tener la relación de confianza y complicidad que todos deseamos. Si usas un clicker, haz un uso moderado.

Y si te sientes más comprometido con la causa, puedes echarle un ojo a nuestro curso de adiestramiento canino, con el que podrás dedicarte profesionalmente a la educación canina.

Enviar Mensaje
1
Déjame un mensaje en Whatsapp