Las alergias en los perros son tan comunes como en los humanos. De hecho, su sistema inmunitario puede ser muy sensible a varios tipos de alérgenos, en muchos casos desconocidos hasta que se produce una reacción alérgica..

Cuando se habla de alergias en perros, normalmente es en referencia a las de tipo cutáneo – la llamada dermatitis atópica canina – o alimentario. Pero los perros también pueden sufrir reacciones alérgicas agudas, y eso tiene dificultades añadidas: sabrás que hay una reacción alérgica, pero no a qué.

Por todo esto, desde Adiestrar Perros creemos necesario hablar de las alergias de los perros para saber reconocerlas y, sobre todo, actuar con rapidez.

 

¿Qué es una reacción alérgica?

 

La alergia es una reacción exagerada del sistema inmunitario cuando se expone a una sustancia determinada. Desde algo que se come, al veneno de una picadura de insecto, al polen, a una vacuna, medicamento, o cualquier otra cosa. Algunas reacciones alérgicas se manifiestan como problemas crónicos de la piel, o como molestias gastrointestinales. Aunque no sean críticos, esos síntomas pueden ser muy molestos y afectar a la tranquilidad y al comportamiento de tu perro. Porque, además, no sabrá identificar lo que está pasando.

Ahora, cuando una reacción alérgica es aguda sí que hay que preocuparse, aunque la mayoría de los perros tiene síntomas leves y fácilmente tratables. Y sea de tipo ambiental, química o farmacéutica, los síntomas característicos suelen ser los mismos.

Síntomas de alergias en los perros

 

Los síntomas de una reacción alérgica aguda en un perro son bastante evidentes:

Hinchazón de la cara

 

La cara hinchada es uno de los síntomas más comunes y evidente de reacción alérgica aguda. Esta hinchazón puede ser más problemática en algunas razas braquicefálicas, como los carlinos o los bulldogs, ya que les puede generar problemas para respirar.

Urticaria

 

La urticaria suele ser más difícil de reconocer en ciertas razas, aunque eso depende de su pelaje. Su detección es más fácil en las razas de pelaje corto, como los Boxer o los diversos tipos de Pitbull: aparecen como bultos o ronchas que se extienden por toda su piel.

 

Picor / Prurito

 

El prurito, término médico para referirse al picor, puede asociarse a una respuesta inflamatoria.

 

Piel roja y caliente

 

El enrojecimiento y el calor de la piel derivan de la reacción inflamatoria en todo el cuerpo, y en muchos casos también de la reacción natural al pico, que es rascarse insistentemente.

 

Inquietud

 

Como sucede en los humanos, la urticaria y la hinchazón pueden provocar una gran incomodidad y convertirse en algo desesperante. Y la inquietud es un comportamiento natural cuando no se puede resolver esa molestia.

 

Reacciones anafilácticas

Una reacción alérgica aguda grave, también conocida como reacción anafiláctica, puede provocar vómitos, diarrea, colapso, encías pálidas y shock. Son síntomas que aparecen muy rápidamente, y no suelen ir acompañados de hinchazón facial y urticaria.
Tal vez pueden hacer más fácil identificar la causa, pero, en cualquier caso, se trata de una urgencia y debe buscarse atención veterinaria inmediatamente.

 

Las alergias en los perros

https://www.flickr.com/photos/leehaywood/

 

Causas frecuentes de las reacciones alérgicas

 

Los alérgenos que más frecuentemente causan reacciones alérgicas agudas en los perros son de tipo ambiental, químico o farmacéutico. Por ejemplo:

 

  • Mordeduras y picaduras de insectos
  • Polen
  • Moho
  • Alimentos
  • Limpiadores del hogar
  • Ambientadores
  • Medicamentos
  • Vacunas

 

Hasta no hace mucho, los perros de razas pequeñas tenían cierta propensión a tener reacciones alérgicas a la vacuna contra la leptospirosis. Pero las farmacéuticas que la producen han avanzado mucho en la fabricación de vacunas más puras y, aunque todavía puedan provocar reacciones adversas, es mucho menos frecuente.
La leptospirosis es una infección bacteriana que puede causar insuficiencia renal, y es transmisible a los humanos. Y por eso, la vacunación es obligatoria.

 

Diagnóstico de una reacción alérgica en perros

 

Determinar si un perro está sufriendo una reacción alérgica pasa por observar los síntomas clínicos y conocer el historial médico del perro.

Por eso siempre hay que tener presentes las actividades que ha hecho el perro y los cambios en casa: sus vacunas recientes (antes del día en que aparecen los síntomas), el tiempo que ha pasado al aire libre, el uso de ambientadores, difusores, o nuevos productos de limpieza. Así se puede determinar cuándo o a qué tipo de alérgeno está reaccionando.

 

Tratar las alergias en los perros

 

La mayoría de las reacciones alérgicas son tratadas de la misma forma, sin importar el tipo de alérgeno. Normalmente se inyecta antihistamínicos como la difenhidramina, o corticosteroides como la dexametasona.
Los casos más graves justifican otros tratamientos con suplementos de oxígeno y epinefrina, y requieren una monitorización de la presión arterial y de la frecuencia y el ritmo cardíaco.

 

Pronóstico de los perros con alergia

 

La mayoría de las alergias en perros no son mortales, o siquiera peligrosas, si recibe atención veterinaria inmediata. Aunque la difenhidramina es segura para los perros, la inyección tiene un efecto mucho más rápido que su toma oral, y alivia los síntomas antes.

Ahora, como decíamos más arriba, los perros braquicefálicos tienen un riesgo mayor de que sus problemas respiratorios normales empeoren.

 

 

Cómo prevenir las reacciones alérgicas

 

No todos los perros reaccionan igual a cada tipo de alérgeno. Y la prevención de las alergias en los perros no es fácil.
Lo que sí puedes hacer es:

  • Evitar cambios repentinos de productos de limpieza.
  • Vigilar a tu perro de cerca cuando esté en el exterior.
  • Estar atento a si hay abejas, avispas u otros insectos en la zona.
  • No cambiar drásticamente la alimentación de tu perro sin consultarlo previamente con tu veterinario de confianza.

 

Si tu perro tiene un historial de reacciones adversas a las vacunas, el veterinario puede dividirlas en dosis menores para reducir los riesgos, o administrar una inyección de difenhidramina antes de aplicarlas.

Porque las reacciones alérgicas agudas pueden ser preocupantes y, si no se tratan con urgencia, graves. Y aunque no lleguen a ese extremo, generan molestias que afectan seriamente a la salud y a la tranquilidad de tu perro.

Enviar Mensaje
1
Déjame un mensaje en Whatsapp